Saltar al contenido

Trata de Queso con Miel y Vainilla

pastel de queso

Hola guisanderos, os propongo una Tarta de Queso única, de auténtica repostería, seleccionando los mejores ingredientes, sin trampas  ni sucedáneos. Un postre a base de queso que te atrapará, muy sencillo de preparar, solo has de seguir estos pasos:

Ingredientes

(para 8 personas)

  • 300 g de queso fresco
  • 300 g de requesón
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 25 g de azúcar moreno (mejor que blanco)
  • 3 huevos (frescos y de gallina campera)
  • 3 cucharadas de miel aromática de romero

Para la base crujiente

  • 150 g de galletas de avena
  • 60 g de mantequilla
  • 3 toques de canela en polvo

ingredientes trata queso ingredientes trata queso

También necesitarás:

  • 1 bolsa de plástico de uso alimentario
  • Un molde de 20 centímetros de base desmontable
  • Mermelada de fresas, frambuesas o cualquier fruto rojo que te guste

Antes de empezar te voy a hacer un par de recomendaciones sobre los ingredientes:

1- Busca unos quesos artesanos. Suelen ser de fecha de caducidad mas corta y de procedencia mas cercana a donde vives, créeme, tu tarta te lo agradecerá.

2- Usa huevos camperos, y si son ECO mejor. No solo por tu salud, si no por que son huevos de verdad y lo notarás en la repostería mas que nada.

3- Si no encuentras una miel aromática, usa una normal. Le dará mas matices una de romero, lavanda o incluso tomillo.

Proceso

Dicho todo esto, vamos con el sencillo proceso.

Comienza precalentando el horno a 160º

La base

Esta es una base muy común de muchas recetas. Solo hay que machacar las galletas dentro de una bolsa de plástico, con la ayuda de un rodillo.

Funde la mantequilla en un cazo, añade la canela y deja que de un ligero hervor. Añade las galletas trituradas y remueve hasta que absorban la mantequilla.

Reparte la mezcla en el fondo del molde, aplana la pasta con la ayuda de una cuchara. Introduce el molde con la base en el horno y déjalo durante 20 minutos.

Mientras está en el horno, sigue con los quesos.

Los quesos

Necesitas dos boles. En el primero, pon el queso fresco, el requesón, la miel, la vainilla, el azúcar y las yemas de los 3 huevos, separando las claras en el otro bol. Tritura  los quesos, con el resto de ingredientes, hasta que no queden grumos y reserva.

Bate las claras hasta dejarlas a punto de nieve.

Añade la mezcla de los quesos en el bol de las claras y mezcla con una lengüeta de silicona. Hazlo poco a poco, procurando no romper la estructura del merengue. Cuanto mas aire, del que has introducido en las claras, dejes dentro de la mezcla, mas esponjoso y tierno quedará.

Cuando la mezcla esté uniforme, colócala en el molde sobre la base de las galletas. Repártela y déjala plana con la ayuda de la lengüeta de silicona.

tarta de queso fácil

El horneado

Ahora solo has de introducirlo al horno y dejarlo durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo, apaga el horno y deja el pastel dentro unos 30 minutos más.

Sé paciente y deja que el calor haga si trabajo. Esta Tarta de Queso funciona como un souffle, un enfriado rápido para que se desmorone y perderás la alveolatura y con ella su textura esponjosa y jugosa. 

Por último, deja que se atempere fuera del horno antes de  taparlo con film y ponerlo en la nevera. Deja que se enfríe un parte horas antes de degustarlo.

Un pastel como este combina de maravilla con una Mermelada de Frambuesas. 

Y si quieres un broche de oro, acompaña esta tarta con una copita de vino blanco tipo Chardonnay o Gewurztraminer y me cuentas que tal en los comentarios. ¡A disfrutar!

Notas

No me gustan las recetas que buscan atajos a base de polvos en sobres de químico contenido y que destacan la no necesidad de horno.

Me gusta la cocina auténtica, que transforma las materias primas naturales, hasta la obtención de platos deliciosos.

Esta receta tiene un sabor único y característico, pero lo que más la diferencia de sus imitadores es su textura, suave y esponjosa y no hay que ser Paco Torreblanca para ejecutarla con éxito.

Gracias y ¡que aproveche!