Saltar al contenido

Tarta Carlota de Frambuesas

tarta charlota

Vamos con una Tarta Carlota deliciosa, vistosa y que no necesita horneado. Se puede preparar de muchos sabores pero en este caso vamos ha hacerla de frambuesas. Es fácil adornarla para Navidad y ocasiones especiales, vestirá tu mesa a todo lujo.

Es la Tarta Carlota, del francés Charlotte, aunque en español, también se la denomina Tarta Charlota.

Para tener éxito con este postre, asegúrate de obtener unas frambuesas de  intenso sabor. Si no tienes frambuesas a mano, puedes hacerla de melocotón en almíbar escurrido, piña, chocolate…

Para esta receta es mas que recomendable ver el vídeo de mi canal de youtube, para hacer bien el montaje con los bizcochos:

Ingredientes:

  • 300 g de frambuesas
  • 5 hojas de gelatina
  • 250 ml de leche
  • 200 g de nata
  • 85 g de azúcar
  • 200 g de queso mascarpone
  • bizcochos de soletilla (saboiardos)
  • leche para mojar los bizcochos
  • molde desmoldadle de unos 16 cm.
receta de tarta sin horno

Como hacer una Tarta Carlota de Frambuesas:

Elaboración de la Mouse:

Comienza dejando en remojo en agua fría las 5 hojas de gelatina durante unos 5 minutos.

Lava las frambuesas y tritúralas.

Cuela el puré obtenido, ayudándote de un mango de almirez, para desechar las semillas. 

Añade el queso mascarpone al puré de frambuesas y bátelo hasta tener una textura sin grumos.

Tarta Charlota

Calienta 250 ml de leche, escurre la gelatina que has dejado en remojo y añádela removiendo hasta disolverla por completo. Aparta el cazo y deja que se enfríe a temperatura ambiente.

Monta la nata. Añade el azúcar antes de que acabe de montarse y sigue batiendo hasta obtener una nata firme y densa. 

Añade la mezcla de puré de frambuesas y mascarpone a la nata y envuelve con cuidado hasta que quede bien mezclado. 

Añade la leche con la gelatina una vez esté a temperatura ambiente. Hazlo poco a poco y envolviendo de nuevo con una lengüeta de silicona. Integra la leche a la mezcla y deja el bol en la nevera mientras montas los bizcochos.

Montar la Tarta Carlota con los bizcochos de Soletilla:

Moja un poco los bizcochos por la parte que no llevan azúcar, en un plato con leche y cubre el fondo del molde. 

Puedes cortar los bizcochos para rellenar los huecos.

Corta uno de los extremos de unos 18 o 20 bizcochos para que se queden en vertical con más facilidad. 

Forra las paredes del molde con los bizcochos, mojándolos también solo por la parte que no llevan azúcar. Rellena el interior con la mousse que has dejado reposar en la nevera, y deja la Carlota 4 horas en la nevera para que solidifique.

Pasado ese tiempo ya puedes desmoldar y si quieres puedes añadir nata montada y unas cuantas frambuesas más. Unos arándanos también le vienen de cine. 

Y así de sencillo se prepara una Tarta Carlota, que además de rica, decorará tu mesa.