Saltar al contenido

Sustitutos de la sal. 7 Trucos para cocinar sabroso con menos sal.

alternativas a la sal de mesa

¿Tu medico te ha recomendado rebajar la sal en las comidas? O simplemente quieres empezar a cuidarte antes de que salten las alarmas. Es hora de buscar sustitutos de la sal y recurrir a estos 7 Trucos para cocinar sabroso con menos sal.  Haz que tus comidas no sean insípidas e inapetentes. Hay muchas maneras de cocinar sin que la cantidad de sal sea perjudicial para nuestra salud. Voy a enumerarte las que para mi son las mas interesantes.

1- No cuezas que disuelves:

Si queremos que las verduras tengan mas sabor sin añadir tanta sal, lo peor es hervirlas. Al hervir la verdura estamos diluyendo en el agua el sabor, las sales minerales, vitaminas…

Para conservar los sabores y propiedades, podemos utilizar otros métodos de cocción, como el salteado o el vapor. Conservaremos más el sabor y será necesaria menos sal.

1.1 El Salteado

En algunas ocasiones podemos sustituir la cocción en agua por un salteado. Rehogando a fuego medio y sin dejar de remover cada minuto. Obtienes así unas verduras al dente y todos sus jugos se quedan y no se disuelven en el agua. A la hora de poner las verduras en la sarten asegurare de que ya esta caliente y siempre con un chorlito de aceite.

Durante el tiempo que no remuevas (recuerda hacerlo cada minuto) ten tapada la sartén. Procura que sea con un tape a medida para que retenga el calor y el vapor y acelere la cocción. En unos doce minutos las tendrás al dente. Prepárate para descubrir el auténtico sabor de las verduras.

1.2 El Vapor

Hace mucho tiempo que deje de cocer la verdura en agua. Me pasé al vapor y así conservo mucho mas los sabores. El único requisito es tener un buen recipiente para la cocción al vapor.

No es necesario comprr un aparato que ocupe un espacio más en nuestros armarios. Prefiero utilizar las típicas rejillas para ollas, ocupan poco espacio y también sirven como escurridores.

Existen muchos formatos y tamaños, los hay como accesorios para las ollas, incluso plegables. También hay ollas con el accesorio incluido. Cualquiera es bueno si le vas a dar uso. Te dejo aquí dos buenos ejemplos de accesorios, simples y económicos para cocer al vapor. No ocupan espacio y realmente merecen la pena.

GA Homefavor Vaporera Plegable de Acero Inoxidable con Mango Extensible
  • La manija extensible, telescópica, de la estancia-guarde permite la inserción y la retirada fáciles y seguras incluso de las ollas más profundas, se pliega para un almacenamiento compacto.
  • Pies plegables con silicona no rayar su sartén.
  • Los pies plegables mantienen la vaporera 1 3/4 "por encima del agua y se pliegan para almacenarlos.
  • La cesta se expande en ollas de 7" (18cm) a 11" (28cm).
  • Aptas para el lavavajillas.
Stainless Steel Collection Pendeford - Set de 3 vaporeras para olla (20 cm, acero inoxidable)
  • Acero inoxidable
  • Apto para lavavajillas
  • Fácil de limpiar
  • Ideal para una alimentación saludable
  • Wareing duro

Son muchas las bondades de cocinar al vapor. No utilizamos grasas y conservamos mejor las texturas y los sabores.

El pescado también es muy agradecido a cocción al vapor, no tanto las carnes que casi nunca se hacen con este método, a no ser que estén previamente procesadas.

2- El maravilloso mundo de las especias.

En mi cocina nunca falta un gran repertorio de especias para preparar toda clase de platos. Las especias en su justa medida potencian el sabor de los alimentos, haciendo prescindible el uso de la mayor parte de sal.

Podemos preparar estupendos y exóticos sazonadores a base de espécies. Os dejo aquí dos fantásticos que no pueden faltar en tu recetario.

Antes de enumerar mis preferidas voy a distinguirlas en dos tipos. Las perfumantes y las irritantes. Que conste que lo de irritantes me lo acabo de sacar del sombrero, pero me explico y veréis como se entiende.

Me refiero especias irritantes todas aquellas que pican. La cayena, el ají o el chile, la pimienta… Todas estas especias tienen el poder de estimular las papilas gustativas irritadoras y haciéndolas mas sensibles al resto de sabores.

La cantidad de especias a añadir es la que tu lengua, boca y/o estomago sean capaces de aguantar. Lo que a un español le parece estar en un infierno, sentado sobre una silla de forja al rojo vivo, a un peruano o mejicano le puede parecer una suave brisa de mañana primaveral. Ya me entendéis.

El clavo, (para los guisos mas contundentes)

La pimienta (en todos sus colores y aromas)

El curry (tan rico para el pollo)

La nuez moscada (en cremas y salsas)

La canela (prueba pequeñas cantidades tus legumbres y llevaos a otra dimensión)

El azafrán (para platos que vienen del mar)

El pimentón (en todo!, o casi).

La mostaza para las carnes.

A ser posible, si las encuentras a granel mejor que mejor.

2.1 – Las hierbas y especias, también frescas

También podemos hablar de las hierbas aromáticas frescas que aportan matices de frescura a nuestros platos. Son indispensables para un buen toque final.

Algunas como en tomillo, la albahaca, la hierba luisa o el orégano, tienen esas notas cítricas que al igual que el limón abren de par en par nuestras papilas gustativas.

2.2 – Otros condimentos potenciadores del sabor

El ajo en polvo para las carnes o  la cebolla deshidratada para los guisos y salsas, sirven también como potenciados del sabor.

El jugo de limón es ideal para aderezar ensaladas y preparar vinagretas.

3- La salsa de soja

Esta salsa, sala los alimentos pero con un contenido en sodio menor que la sal. Por lo que se convierte en un fiel aliado para los que sufren de hipertensión.

Es una buena alternativa, aunque su sabor no gusta a todo el mundo.

4- Algas

Conoces las algas? su uso es aun es extraño en la cultura occidental. Pero si indagas un poco en ellas veras que sabores tan potentes.

Con muy poco basta, unos gramos son suficientes para dar sabor. Hace unos días preparé unas lentejas y les puse un poco de espaguetis de mar y fue algo increíble, no lo crees? Pruébalo y verás.

El alga por excelencia para enriquecer tus platos es el alga Kelp. Ayuda a estabilizar la presión arterial  y reduce la presencia de microorganismos.

5- Reduce y enriquece.

Al hacer un caldo o preparar un sofrito o salsa, redúcelos  a fuego suave, hasta que por evaporación se quede en la mitad de su volumen. De este modo encontrarás los sabores mas concentrados y será necesaria menos sal.

Evita los caldos concentrados de compra, ya que contienen mucha sal e iremos en contra de nuestro objetivo.

6- Toma fruta antes de las comidas.

Ademas de ser altamente recomendable debido a la mejor digestibilidad de las comidas, sirve para que notes mas la sal de los alimentos que tomes después. El contraste de lo salado después de lo dulce, aumenta.

7- Si pones sal, que sea light

Algo de sal es necesaria para el organismo así que la poca que añadas procura que sea baja en sodio, que es lo que mas perjudica a nuestra tensión arterial.

Espero que os haya gustado y que os sea útil. ¡Retuitea y comparte y así ayudarás a mas gente a estar sana sin necesidad de renunciar a los pequeños placeres de la vida!