Saltar al contenido

Rollitos de Primavera con Fondo de Nevera

receta-facil-rollitos-primavera

Cocina de aprovechamiento

Estos Rollitos de Primavera, ideales para preparar una comida o cena informal reciclando las sobras de la nevera. Puedes hacerlos tanto de carne como de pescado o marisco sobrante de celebraciones como la navidad y aprovechar las sobras de tus recetas.

Los rollitos de primavera son un estandarte de la comida cantonesa. Seguro que más de una vez has pedido rollitos de primavera en un restaurante chino, pues estos seguro que los haces mas buenos.

Ingredientes:

( 12 rollitos para 4 personas)

  • 200 g de sobras de carne de asado o marisco pelado o pescado, etc…
  • 1 zanahoria
  • 150 g de repollo o col china
  • 4 hojas de masa filo
  • salsa de soja
  • 1 cda. de mirín o miel
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 lt. aceite suave de oliva  o girasol (para ferir)
  • 1/2 Cebolla (opcional)
  • 4 setas setake (opcional)
  • 25 g de brotes frescos (opcional) 
  • mezcla de lechugas (opcional)

Como hacer rollitos de primavera

Antes de comenzar prepara las sobras. Si son restos de carne asada, deshuesa y pica la carne. Si son restos de pescado, desespina, retira la piel y desmiga. Y si son restos de marisco, deberás pelar y retirar todos los restos de cáscara.

Como ves en los ingredientes, te pongo una serie de ingredientes básicos y otros opcionales. Evidentemente, cuántos más añadas más ricos estarán los rollitos.

Corta la zanahoria y la col a juliana y reserva. Si vás a añadir cebolla córtala también a juliana y resérvala junto a la zanahoria y la col. Si añades setas como es setake, córtalas pero reservadas a parte.

Calienta un wok y engrasa ligeramente con aceite de oliva. Saltea los vegetales que has cortado (menos las setas). Refríe un par de minutos a fuego vivo sin dejar de remover o saltear. Deben quedar al dente.

A continuación, añade las setas si eliges ponerlas y sazona con un 2 cda. de salsa de soja y una cdta. de Mirindas o mile. 

Añade los restos desmigados al salteado y envuelve a fuego parado.

Estira 4 hojas de pasta filo superpuestas en la tabla de corte bien limpia y corta la masa filo en 6 cuadrados mas o menos iguales. 

Coloca una pequeña porción del salteado en el centro de cada cuadrado. Procura que la porción esté lo más escurrida posible y a poder ser templada, si la mezcla está muy húmeda, la masa filo podría romperse.

Humedece los bordes con el dedo mojado en agua y enrolla formando un cilindro y solapando los bordes húmedos para que se peguen. A continuación, plega los laterales también húmedos, para cerrar el rollito. Repite la operación con otras 4 hojas de filo.

Fríe los rollitos en abundante aceite de oliva suave o girasol. Se fríen en menos de 2 minutos, por lo que no añadas muchos saquitos a la vez para que se frían todos por igual.

Sírvelos junto a la mezcla de lechugas y un bol con salsa de soja.