Saltar al contenido
PUBLICIDAD

Paella de Pollo y Conejo, Receta Fácil y Rápida

Receta fácil de paella de carne

La paella, junto con la tortilla de patata y el jamón iberico, es uno de los estandartes de la gastronomía Española. Por lo que podemos deducir que la paella es algo muy serio, aunque admite interpretaciones debe seguir una serie de normas básicas. Si quieres saber más lee este articulo donde hablo de la Paella y sus variantes.

En este caso no hablamos de la Paella Valenciana, típica de la Albufera valenciana, que es la «paella madre» cuyos ingredientes son el arroz, la carne, el garrofó, el tomate rallado, la judía verde, el azafrán, los caracoles y hierbas aromáticas como el romero.

Esta es una receta de paella rápida y fácil de preparar, con los ingredientes básicos para un arroz de lujo. Aprende los conceptos básicos para una paella perfecta.

Ingredientes:

para 4 personas:

  • 1/2 conejo troceado
  • 1/4 trasero de pollo troceado
  • 100 g. de cebolla picada
  • 100 g. de pimiento rojo picado
  • 320 g. de arroz bomba
  • 1,3 ltr. de caldo de pollo
  • 3 cda. de tomate frito
  • 1 puñado de caracoles cocidos (opcional)
  • aceite de oliva virgen extra
  • hebras de azafrán
  • 1 cdta. de pimentón dulce, D.O. de la vera
  • pimienta negra molida
  • sal
  • 1 paella de 4 a 6 pax.
  • paellero de gas 

Descuento de 20 € en Foodinthebox

Consigue un descuento de 20€ para tus dos primerascompras. Compra desde aquí e introduce el código: Jairo más info…

Como hacer paella de conejo y pollo rápido y fácil.

Puedes preparar arroces buenísimos en cualquier tipo sartén u olla, pero no deberías llamarla paella si no utilizas una paellera para cocinarla. El «caldero», tal y como lo llaman en la rivera de la Albufera valenciana, es esencial para que el arroz de la paella quede suelto y con un sabor concentrado, ya que favorece una rápida evaporación del caldo, concentrando los sabores. Aprende más sobre la historia de la paella en este articulo de mi blog.

El nivelado de la paellera

Para que el arroz cueza uniformemente y el grosor sea igual en todas las partes de la paellera, es de vital importancia que esté bien nivelada.

Añade dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra en la paellera, enciende el fuego y fíjate que el aceite quede en el centro en su mayor parte. Si se va hacia algún lado, pon un pequeño calce, como un cartón bajo la pata más cercana a la acumulación de aceite. Ves rectificando hasta obtener el nivel deseado.

El sofrito

Con el caldero nivelado y el aceite caliente, con el fuego medio- alto, añade la carne y colócala en el centro. Añade tres pizcos de sal y dos pequeños de pimienta sobre la carne.

Si tu paellero es de dos o más aros de fuego, deja a medio gas el del centro y al mínimo los exteriores, para que no se requeme la paellera donde no hay carne.

Fríe la carne hasta que dore por un lado. Ves dando la vuelta a las piezas para márcalas por todas las caras.

Si tienes un paellero de 2 o más aros, deja encendido solo el aro del centro, apaga los demás y retira la carne hacia el borde exterior de la paella. Pon la cebolla y el pimiento picados bien finos en el centro de la paella y sofríelos sin dejar de mover.

Añade el pimentón y el azafrán, envuelve y añade el tomate frito. Procura que el pimiento y la cebolla queden bien sofritos. Esto será cuando la cebolla tenga un color caramelo pero siga siendo transparente. La cebolla en este punto es cuando realza el sabor de los sofritos.

Añade el puñado de caracoles (si es que te gusta la paella con caracoles, si no no los pongas) y mezcla la carne con todo el sofrito. Refríe a fuego lento durante unos 10 minutos para impregnar la carne de todos los sabores y para que se cueza un poco más por dentro.

El mojado de la Paella

Enciende todos los fuegos e incorpora el caldo, sube los fuegos al máximo hasta que hierva.

Añade el arroz repartiendo equitativamente por toda la paella. Mueve las piezas de carne para repartirlas y «lávalas» en el propio caldo para que no queden granos adheridos sobre ellas.

El arroz, si es bomba, estará hecho entre 18 y 20 minutos desde que comienza a hervir. Los primeros 2 minutos a de cocer a fuego alto, para que se asiente todo el arroz uniformemente por todo el fondo.

Pasados esos 2 minutos baja el fuego a la mitad y ves bajando el fuego hasta el mínimo a medida que absorbe el caldo. Calcula que los últimos 5 minutos cueza solo a fuego mínimo, lo más bajo que te sea posible. Así evitarás que el arroz se agarre y que el grano se abra demasiado.

¿Qué hacer si antes de los 18 minutos está totalmente seca?

Por muchas razones puede pasar que veas que tu arroz está totalmente seco antes de que pase el tiempo reglamentario.

Hasta el final de la cocción deberías ver unas pequeñas turbias de ebullición sobresalir entre los granos de arroz. Pero si tu arroz ha absorbido mucha agua o tu fuego es mas potente de lo normal, tu arroz puede quedarse seco antes de terminar con el tiempo que te indicaba de unos 18 o 20 min.

No sufras, añade un poco de agua, preferiblemente caliente y sigue cociendo.

Reposo de la paella

El reposo es crucial. Si no es muy grande, como una de 4 o 6 personas, con 5 min bastará. Pero si es mas grande como una de 8, 10, 15… déjala unos 10 minutos para que se absorba los restos de caldo.

Los secretos de La Paella

Esta receta se basa en la clásica pero está muy simplificada, espero que sirva para iniciarse y aprender a desenvolverse con la utilización de un paellero y de una paellera o «caldero» de los de toda la vida a quienes nunca los han utilizado.

Aquí os dejo un articulo donde profundizo en los aspectos más importantes de este pato típico español.

Como limpiar y conservar la paellera

En este otro artículo explico como limpiar una paellera y como conservarla para que no se oxide.

Si ya tienes una paellera pero está muy oxidada, no la tires, lee este articulo y mira lo fácil y barato que es recuperarla.