Saltar al contenido

Nuggets de Pollo super sabrosos y super crujientes

Nuggets de Pollo, super sabrosos y super crujientes

Con estos Nuggets de Pollo super sabrosos y super crujientes, vamos ha hacer lo que mas que gusta hacer con la comida rápida, MEJORARLA!. Después de probar estos Nuggets no volveréis a pedir esos trozos de silicona rebozada que sirven en los distribuidores de comida plastificada.

Hubo un tiempo en el que de vez en cuando caía por algunos de estos antros de gastrocidio, como son los pseudo-restaurantes de comida rápida. Luego aprendí que toda esa comida artificial podía ser excelente re versionada en casa.

Después de probar estos Nuggets de pollo no volveréis a pedir esos trozos de silicona rebozada que sirven en los distribuidores de comida plastificada.

Por cierto, esta receta trae video, lo encontrareis al final de estas lineas. También podéis ver como hacer una Salsa Barbacoa Casera, BBQ Sauce, natural y deliciosa haciendo click aquí. Es una salsa ideal, entre otras cosas, acompañar a unos Nuggets de pollo.

Ingredientes para tus Nuggets de Pollo:

  • 1 pechuga de pollo
  • sal
  • pimienta
  • 1/2 cdta. de comino
  • pimentón de la vera. 1 cdta.
  • ajo deshidratado. 1 cdta.
  • mostaza. 1 cda.
  • un buen puñado de maíz tostado
  • una taza de pan rallado grueso
  • otra taza de harina
  • 2 huevos
  • 1 ltr. de aceite de girasol

Proceso:

Cortamos la pechuga en dados de 2×2 cm y salpimentamos en un bol. Añadimos también el comino, el pimentón, el ajo y la mostaza. Envolvemos bien.

Dejamos macerar una media hora como mínimo.

Trituramos el maíz tostado y lo pasamos por un tamiz grueso. Mezclamos este maíz triturado con el pan rallado.

Ahora es el tiempo de empanar el pollo.  Para ello, pasaremos los dados de pechuga, sueltos, uno por uno por la harina. Apretaremos ligeramente y envolveremos bien para que no se peguen unos con otros.

Ahora cogemos unos pocos dados y los sacudimos para eliminar todo el exceso de haría y los ponemos en un bol donde habremos batido los huevos.

Envolvemos bien para que se empapen bien del huevo, los escurrimos y los llevamos a otro bol donde habremos puesto el pan con el maíz.

Repetimos la operación de envolver, apretando ligeramente para que se impregnen bien del pan y el maíz. Los sacudimos para eliminar el exceso de pan y los reservamos.

Repetimos la operación con todos los dados.

Ponemos el aceite en un cazo mas alto que ancho y lo calentamos hasta que adquiera temperatura de freís. Podemos sestear esta temperatura introduciendo un dado, que no dedo. ?

Es necesario que la temperatura del aceite sea la correcta, pues no hay cosa peor que freís con el aceite frío. Los alimentos quedan empapados en aceite y cocidos. Nada saludable ni agradable en boca.

Una vez que friamos los dados, los dejaremos sobre papel de cocina para que acabe de recoger cualquier exceso de aceite sobrante y listo.