Saltar al contenido

Como cocer alcachofas, el secreto definitivo para que no se oxiden

Como cocer alcachofas

Si has llegado hasta aquí es por que no te gusta lo que le les sucede a as alcachofas al cocerlas sin mas. Vas a ver como cocer alcachofas y que queden perfectas. Realmente no es un secreto, simplemente una técnica culinaria muy utilizada para cocer alcachofas, verduras y hortalizas principalmente. La alcachofa es la típica verdura que te enamora o la odias. Si se le quiere sacar el máximo partido y conservar sus mejores cualidades y propiedades, deberemos seguir unos pocos y sencillos pasos.

Disfrutaremos entonces de esta verdura en todo su esplendor, blanca, sabrosa, al dente y sin sabor metálico El simple echo de deshojar, cortar y tornear esta verdura-flor, observaremos que adquiere un color marrón, nada deseable. Esto se debe a la rápida oxidación de algunas verduras.  Este efecto también puede verse en las manzanas o en las berenjenas.

Vamos a ver como cocer alcachofas como un profesional.

¿Donde está el secreto?

Para empezar y que  quede claro, no soy de esos cocineros que les guste jugar a ser prestidigitador o guardián de ancestrales alquimias. Por lo que no voy a llamar a estas técnicas ni trucos ni secretos. Aunque haya pecado en el encabezamiento, por lo del SEO y esas cosas.

Estas no son mas que eso, técnicas culinarias para lograr determinados objetivos. De hecho cualquier cocinero que se precie debería saberlas y que yo sepa lo de ser cocinero no es como entrar en Hogwarts.

El caldo de cocción llamado: Blanco de Verduras

Como es mi primera entrada-receta, no quiero extenderme,  con lo que voy a explicarlo rápidamente. Un Blanco de verduras es un agua de cocción igual que la prepararías para cocer verdura, pero con harina disuelta. Esta claro que tambien lleva un poco de sal. La harina espesa el agua ligeramente y reduce el contacto de las alcachofas con el oxigeno durante su cocción en el agua.  Pues aunque no lo parezca, en el agua se encuentra este gas , vital pero que tanto daño hace a la estética y el sabor de las alcachofas.

Más a más

Si queremos podemos añadir unas gotas de limón y una ramita de perejil al agua para añadir mas antioxidantes  y conseguir unas alcachofas perfectas. Esta técnica del blanco de Verduras, nos puede servir también para cocer una ensaladilla rusa, unos guisantes o una menestra. Siempre conservarán mejor los nutrientes, el aspecto y el sabor. Sin ms dilación, vamos a lo que necesitamos y  al proceso. Recordad suscribiros a este blog y recibir las nuevas recetas cada semana.

Ingredientes:

  • 6 alcachofas
  • 1 ltr. de agua
  • 2 cda. de harina tamizada
  • gotas de limón (opcional)
  • ramita perejil (opcional)
  • sal

Preparando el Blanco de Verduras:

  1. Para preparar el Blanco de verduras ponemos a cocer un litro de agua con unos pizcos de sal, igual que un agua de cocción normal.
  2. En un Bol ponemos dos cucharadas de harina y añadir agua del tiempo, sin dejar de remover con una varilla de mano. Hay que procurar que no se hagan grumos. No es necesario añadir mucha agua, solo queremos que la harina quede diluida. 
  3. Ahora, añadimos esta mezcla de harina y agua a la cazuela, mientras hierve y sin dejar de remover. Enseguida notaremos que el agua se espesa ligeramente. Cuando esté todo disuelto podemos apagar el fuego e ir a limpiar las alcachofas. Si queremos añadir unas gotas de limón o la rama de perejil,  ahora es el momento. 
  4. Limpiar las alcachofas:

    deshojamos las alcachofas haya que veamos que los pétalos comienzan a ser completamente blancos. Después, torneamos la parte de donde brotan los pétalos y cortamos el tallo, dejando 1 cm del mismo. En cuanto le hemos dado forma, la cortamos por la mitad y la introducimos en el blanco de verduras, con el fuego apagado. Esto nos asegurará no dejar demasiado expuestas las primeras alcachofas que limpiemos, pues al acabar con la última, la primera ya se habría oxidado.

  5. Una vez que tenemos todas las alcachofas en el agua, encendemos el fuego y hervimos 10 minutos si las vamos a guardar para un guiso. O 15 minutos si las vamos a comer solas o salteadas. El punto es algo muy personal. A mi me gustan las verduras muy al dente, con que el tiempo que sea a vuestra elección. 

Si habéis seguido todos los pasos,  os deberían quedar parecidas a estas. Si las queremos conservar en la nevera para usarlas otro día, lo haremos con el caldo incluido. Nos garantizaremos así que mantengan su color y sabor durante días. Recordad que este blanco de verduras también sirve para otras verduras, valga la redundancia. Zanahoria, patata, judía verde, col o menestras. Por cierto, antes de que se me olvide. Gracias a Alcachofa de España, por compartir mi video en su web, como ejemplo de como cocer bien este sabroso manjar.   Por si no os ha quedado claro, aquí os dejo un video explicando paso a paso el proceso. Es de los primeros que hice, con que no me tengáis muy en cuenta el estilo. Si vais a youtube y buscais Cocina con Jairo, encontrareis mas y mejores recetas. Espero que os guste y que os SUSCRIBAIS.

 

SUSCRÍBETE

y recibe en tu bandeja de entrada, las últimas RECETAS, VIDEOS y contenidos exclusivos.
SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE

y recibe en tu bandeja de entrada, las últimas RECETAS, VIDEOS y contenidos exclusivos.
SUSCRÍBETE
close-link