Saltar al contenido
PUBLICIDAD

Canelones De Pollo con Velouté

Receta de canelones de pollo

Prueba a hacer esta receta de Canelones de Pollo y te sorprenderás de lo fácil que es y de lo buenos que están. Todo un clásico que hay que saber preparar.

El relleno se prepara a partir de unos muslos de pollo asados al horno. La bechamel es sustituida por una velouté. Una velouté no es más que una bechamel con caldo en lugar de leche, quedando muchísimo más sabrosa.

Canelones sin lactosa ?

En la receta que verás a continuación no es sin lactosa, pero adaptarla es tremendamente fácil. Solo tienes que sustituir la mantequilla por alguna margarina y listo. El resto de ingredientes son aptos para los intolerantes a la lactosa.

Ingredientes:

para 20 canelones

  • 3 muslos de pollo pequeños
  • sal
  • pimienta
  • 1 vaso de vino lano
  • 2 hojas de laurel
  • 1/2 cebolla
  • 1 lt. de caldo de pollo
  • 100 ml. de bebida de avena, arroz o leche de vaca
  • 60 g. de mantequilla
  • 60 g. de harina
  • nuez moscada
  • 20 placas de canelón
  • queso parmesano rallado
Como hacer canelones de pollo

El relleno de los canelones de pollo

El relleno de estos canelones de pollo es muy fácil de hacer.

Precalienta el horno a 180ºC

Salpimenta los tres muslos de pollo y colócalos en una bandeja de horno. Echa el vino blanco en el fondo y pon también las hojas de laurel.

Hornea a 180ºC durante 1 hora y cuarto u hora y media aproximadamente, hasta que estén dorados.

Sácalos del horno y deja que se enfríen.

Deshuesa y desmenuza los muslos, con las manos o con tenedor y cuchillo. Sea cual sea el método, procura que no te queden huesos.

En una sartén, añade el jugo de asar los muslos y sofríe la media cebolla picada. Una vez dorada, agrega dos cucharadas de harina y remueve para que se empape del jugo. Refríe la harina junto con la cebolla durante un minuto a fuego mínimo.

Añade dos vasos del caldo de pollo (unos 200 ml) y haz que hierva ligeramente.

Añade la carne de los muslos, deja que cueza un minuto a fuego mínimo y tritura hasta obtener un paté. Pruébalo y arregla de sal si es necesario.

Pon el paté en un recipiente y tápalo con film a modo de piel, sacado el aire. Guarda el paté en la nevera para que se enfríe.

La pasta

Pon 1,5 lt. de agua a hervir y añade tres buenos pellizcos de sal y un chorro de aceite de oliva.

En cuanto arranque a hervir echa las placas de pasta de una en una. Mantén el fuego alto para que la ebullición sea fuerte y las placas no se peguen entre sí. En mi caso utilizo la clásicas placas de El Pavo, cuyo tiempo de cocción son de 8 a 10 min.

Mientras cuecen las placas, pon agua fría en un bol, con algunos cubitos de hielo y déjala junto a la olla donde cueces las placas.

Cuando las placas estén cocidas, sácalas con una rasera o escurridor y déjalas en el agua fría que has preparado.

Cuando tengas todas las placas en el agua fría, sácalas de una en una y colócalas extendidas sobre un trapo limpio y seco.

¡A rellenar!

Saca el paté de la nevera y coge porciones con dos cucharas. Coloca una porción en cada placa de pasta. Enrolla los canelones de modo que solape 1 cm de pasta más o menos.

A mi me sobro relleno como para 3 o 4 canelones más, depende del tamaño de los muslos . Puedes cocer alguna placa de pasta más, pero yo opté por hacer media docena de croquetas que igualmente quedaron deliciosas.

Como hacer la salsa velouté

Como te decía al principio, la velouté es tan fácil como hacer bechamel. La diferencia está en que se hace con caldo en lugar de leche.

Funde la mantequilla a fuego lento. Cuando esté fundida, añade la mantequilla, mezcla y cuece durante un minuto para cocinar la harina. Si quieres puedes sustituirla por margarina, para hacer la receta sin lactosa.

Añade los 800 ml de caldo que te quedan y los 200 de leche o bebida vegetal. La bebida de arroz o avena, le da un toque dulce delicioso y hace la receta apta para intolerantes a la lactosa. Si quieres puedes poner leche de vaca en lugar de las bebidas vegetales.

Sigue removiendo a fuego lento. En poco tiempo, notarás que comienza a espesar. Es cuanto veas la primera burbuja de ebullición, puedes parar el fuego y tu velouté estará lista.

Montar y gratinar los caneloles de pollo

Precalienta el horno a 225ºC, con calor arriba y abajo.

Pon un poco de salsa velouté en el fondo de una bandeja de horno.

Coloca los 20 canelones y cúbrelos con el resto de la salsa. Espolvorea queso parmesano rallado y hornea a 225ºC solo con el gratinador.

Sácalos en cuanto estén gratinados y ya tienes tus canelones listos para disfrutar de estos canelones de pollo.